IMPLANTE PENEANO / PRÓTESIS DE PENE / IMPLANTES DE PENE
( PARA LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL O IMPOTENCIA SEXUAL )

La disfunción eréctil es la incapacidad de mantener una erección lo suficientemente firme que imposibilita el tener relaciones sexuales satisfactorias y problemas psicológicos, actualmente este padecimiento se puede corregir con tratamiento o cirugía depende el caso del paciente, para ello se requiere una valor previa para detectar cuáles son los factores que la están ocasionando.

PROCEDIMIENTOS QUIRÚRGICOS

Inflables: Algunos cubiertos con silicona, otros por blioflex y material de poliurietano.
Ambos generalmente rellenos de solución salina isotónica, dándole rigidez al pene.

VENTAJAS

Dan la sensación y apariencia mas natural.

Mejor rigidez y flacidez

Ajuste mas sencillo

Operación compleja y tardada.

Mayor tasa de reparación.

Varilla Semi-Rígida

Mecánicos: Prótesis compuesta de segmentos articulados de polietileno de alto peso molecular que se mantienen juntos por un cable central, sujetos por un elástico a postes fijos en cada extremo.

Maleables: Prótesis compuesta por un núcleo plegable de acero inoxidable, rodeado de silicona, algunos tienen alambre de plata trenzado como núcleo, rodeado de un forro de silicona.

VENTAJAS

Fácil de insertar

Menor tendencia a mal funcionamiento

Operación sencilla y rápida.

Puede haber inconveniente en la actividad física.

El efecto resorte puede complicarse en algunos casos.

MÉTODOS EXTERNOS NO QUIRÚRGICOS

Bomba de Vacío
Son de uso externo y permiten mantener una erección durante 30 minutos o una hora.

Dispositivos Intra-uretrales
Una cánula se introduce en la uretra masculina la cual contiene un líquido que facilita la absorción.

Inyección Intra-cavernosa
Pueden usarse con diferentes fármacos con resultados eficaces. Algunas veces ocasiona una erección prolongada (más de cuatro horas) que pueda requerir atención médica especializada para evitar el daño de los tejidos. Está contraindicada en anatomías penianas anormales.

Fármacos orales

¿QUÉ PROVOCA LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL?

Aspectos psicológicos: Depresión, ansiedad, tensión psíquica, estrès.

Cirugías previas: Prostatectomia radical.

Enfermedad crónica: Síndrome metabólico, Diabetes mellitus, HTA, EPOC, hipercolesterolemia, insuficiencia renal, enfermedad hepática.

Neurológica: Enfermedad cerebral, lesión medular, espinal, lesión del nervio pudendo.

Hormonal: Hipogonadismo, hiperprolactinemia, hiper o hipotiroidismo, enfermedad de Cushing, enfermedad de Addison.

Vascular: Arteriosclerosis, cardiopatía isquémica, enfermedad vascular periférica, insuficiencia venosa, alteraciones cavernosas.

Fármacos: Antihipertensivos, antidepresivos, estrógenos, antiandrógenos, narcóticos, ansiolíticos, neurolépticos, diuréticos, antagonistas H2, anticonvulsivantes, clonidina, guanetidina, metildopa, ketoconazol, clofibrato.

Otras: Marihuana, heroína y cocaína; abuso de alcohol y tabaco.

Traumatismo o cirugía pélvica: Hipertrofia benigna de próstata.

Alteraciones en el pene: Peyronie, hipospadias, epispadias, micropene.